Saltar al contenido

Economía sostenible y trabajo decente

Descubre las nuevas economías que vienen

1. Datos actuales sobre economía y pobreza

  • No  todas las personas tienen un empleo ni  todas las personas que trabajan lo hacen  en las condiciones adecuadas. El  crecimiento económico no resulta siempre  sinónimo de una mejor calidad de vida  para todos. De las 7.500 millones de  personas que viven en el planeta. Casi un  tercio son pobres aunque muchas de ellas tengan empleo.
  • Las mujeres tienen más  probabilidades de estar desempleadas que  los hombres y los jóvenes tienen tres  veces más probabilidades estar desempleados que los adultos.
  • Otro  problema es la calidad del trabajo, donde en  muchos casos las empresas y empleadores  ofrecen empleos sin contemplar los derechos  laborales tales como la prevención de  riesgos físicos.
  • Actualmente alrededor de  2.200 millones de personas  viven bajo el umbral de la pobreza  aunque trabajen, es decir, reciben un  ingreso diario inferior a dos dólares estadounidenses por día.
  • Por otra parte  el trabajo infantil sigue siendo un  problema grave. Muchos niños en edad de  estudiar, se ven obligados a trabajar. Unos 160 millones de niños trabajan a  diario (más del 10% de la población infantil en el mundo) y la mitad de ellos lo hacen  en actividades consideradas peligrosas (principalmente en el sector agrícola). 
  • La OIT destaca que 11 millones de mujeres y niñas son víctimas de trabajos forzosos y generan ganancias ilícitas por más de 150.000 millones de dólares anuales.

2. ¿Qué es la economía sostenible?

Consiste en un modelo de crecimiento que tenga en cuenta el desarrollo económico, social y ambiental en una economía productiva y competitiva, que favorezca el empleo de calidad, la igualdad de oportunidades y la cohesión social, y que garantice el respeto ambiental y el uso racional de los recursos naturales, de forma que permita satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las generaciones futuras para atender sus propias necesidades.

Fuente: (Artículo 2 de la Ley de Economía Sostenible del Gobierno de España).

Esta economía debe tener en cuenta: 

  • La protección del medio ambiente: preservar la biodiversidad del planeta, reduciendo al máximo el impacto de la contaminación y combatiendo el cambio climático. 
  • El uso de energías renovables.
  • La apuesta por la eficiencia en el uso de los recursos como el agua, electricidad etc.
  • El fomento del reciclaje: establecer un modelo de economía circular en el que los desechos generados sirvan para crear nuevos productos, reduciendo así la huella ecológica del sistema de producción actual. 
  • La limitación del consumo: los recursos no renovables deben ser sustituidos paulatinamente por recursos renovables. 
  • El fomentar, a través de la educación y la innovación, la igualdad entre las personas de todos los territorios.

¿Que significa un trabajo decente?

El trabajo decente implica que todas las personas tengan oportunidades para realizar una actividad productiva que aporte un ingreso justo, seguridad en el lugar de trabajo y protección social para las familias; que ofrezca mejores perspectivas de desarrollo personal y favorezca la integración social.

Medidas para el trabajo decente y justo:

  • Salario justo. 
  • Trato justo. 
  • Igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres. 
  • Salud y seguridad en el trabajo. 
  • Protección frente a la discriminación por motivos de sexo, raza, religión, edad, discapacidad y orientación sexual.
  • Formación continua a los trabajadores
  • Conciliación entre la vida familiar y profesional

3. Desigualdad económica

Actualmente, gran parte de la riqueza y recursos económicos se concentran en el 1% de la población mundial. Este fenómeno se denomina desigualdad económica. Entre las principales causas de desigualdad económica encontramos las siguientes:

  • La maximización de los beneficios como principal objetivo empresarial en lugar del establecimiento de unas condiciones de producción adecuadas. Esto da lugar a que las grandes empresas deslocalicen su mano de obra hacia países en vías de desarrollo y a que se incremente la precariedad y desigualdad salarial.
  • Otra causa es la existencia de paraísos fiscales, que son zonas de nula o escasa tributación, entre en las que las grandes fortunas o empresas tienen sedes a través de sociedades. De esta forma pagan menos impuestos, la recaudación del estado y los presupuestos se resienten y los servicios públicos pueden sufrir recortes.
  • Las actividades de Lobby también otorgan privilegios fiscales, con empresas que ejercen presión sobre los poderes públicos para fomentar decisiones que las favorezcan. Esto les permite obtener un beneficio mayor que el valor que aportan a las economías locales.
  • La crisis de deuda pública, la crisis financiera, los rescates a los bancos y las políticas de austeridad son otras causas de desigualdad, así como la mala distribución y falta de acceso a recursos financieros, tecnológicos, productivos y a la educación, ya que, si están privatizados, gran parte de la población no puede acceder a ellos.

4. Propuestas y retos

Según Naciones Unidas, algunos de los objetivos para una economía sostenible son:

  • Erradicar la pobreza es necesario que los estados y las instituciones  colaboren para promover la creación de empleos estables, sostenibles y bien remunerados.
  • Impulso en la diversificación de los sectores productivos, la modernización tecnológica y la innovación, entre otras cosas centrándose en los sectores con gran valor añadido.
  • Promover políticas orientadas al desarrollo que apoyen las actividades productivas, la creación de puestos de trabajo decentes, el emprendimiento, la creatividad y la innovación, y fomentar la formalización y el crecimiento de las microempresas y las pequeñas y medianas empresas, incluso mediante el acceso a servicios financieros
  • Lograr el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todas las mujeres y los hombres, incluidos los jóvenes y las personas con discapacidad, así como la igualdad de remuneración por trabajo de igual valor
  • Reducir considerablemente la proporción de jóvenes que no están empleados y no cursan estudios ni reciben capacitación
  • Adoptar medidas inmediatas y eficaces para erradicar el trabajo forzoso, poner fin a las formas contemporáneas de esclavitud y la trata de personas y asegurar la prohibición y eliminación de las peores formas de trabajo infantil, incluidos el reclutamiento y la utilización de niños soldados, y, de aquí a 2025, poner fin al trabajo infantil en todas sus formas
  • Proteger los derechos laborales y promover un entorno de trabajo seguro y sin riesgos para todos los trabajadores, incluidos los trabajadores migrantes, en particular las mujeres migrantes y las personas con empleos precarios
  • Elaborar y poner en práctica políticas encaminadas a promover un turismo sostenible que cree puestos de trabajo y promueva la cultura y los productos locales
  • Fortalecer la capacidad de las instituciones financieras nacionales para fomentar y ampliar el acceso a los servicios bancarios, financieros y de seguros para todos

Cabe añadir la necesidad de:

  • Aumentar el apoyo del comercio justo, además de la producción y consumo de productos de proximidad.
  • Mejorar la producción de forma eficiente, sostenible y ecológica.
  • Favorecer el reciclaje y la producción de productos que no dañen el medio ambiente.

5. Nuevas economías

5. 1 Economía circular (o economía azul)

La economía circular es un concepto económico que se interrelaciona con la sostenibilidad, y cuyo objetivo es que el valor de los productos, los materiales y los recursos (agua, energía,…) se mantenga en la economía durante el mayor tiempo posible, y que se reduzca al mínimo la generación de residuos.

5. 2 Economía del bien común (Christian Felber)

La Economía del Bien Común es un movimiento de carácter socioeconómico y político, propuesto inicialmente por Christian Felber en 2010, que defiende un sistema económico alternativo fundado en la dignidad humana, la solidaridad, la cooperación, la responsabilidad ecológica, etc.

  1. Defensa de un modelo de economía cooperativa de mercado, alternativo al capitalismo y a la economía planificada.
  2. Puesta en práctica de valores reconocidos por la Constitución Española como la dignidad humana, la igualdad, la justicia, la solidaridad, la democracia, la transparencia, la confianza o la sostenibilidad ecológica.
  3. Aspirar, entre otros objetivos, a: a) primar a las personas sobre el capital asegurando sus derechos básicos; b) fomentar la cooperación y la contribución al bien común frente al afán de lucro y la competencia; c) democratizar las empresas; d) reducir la huella ecológica; e) subordinar la riqueza del país al interés general; y f) impulsar la democracia participativa y la división de poderes del Estado.

5. 3 Economía colaborativa